Mobbing y las empresas

Consiste en un continuo y sistemático acto, por parte de una o varias personas de tu entorno de trabajo, de producir malestar y sentimientos negativos. Estos actos no se aprecian a simple vista, siendo ejercidos sutiles mediante críticas injustificadas, menosprecio o exclusión de actividades y reuniones, entre otras. De forma más activa aparece la agresión verbal, en forma de ironías, grito e insulto.

El mobbing genera un ambiente tenso no sólo para la víctima, sino también para el resto de compañeros generando cierto agotamiento emocional que afecta a la productividad. Por suerte, cada vez son más las empresas que se preocupan por el bienestar de sus trabajadores analizando su grado de satisfacción y mejorando la relaciones interpersonales en el entorno laboral.

 

Consecuencias del mobbing

Físicas

  • Hipertensión
  • Dolores musculares
  • Hiperventilación
  • Náuseas
  • Arritmias

Psicológicos

  • Descenso de la satisfacción laboral
  • Ansiedad y estrés
  • Depresión
  • Falta de concentración y memoria
  • Insomnio y otros trastornos del sueño
  • Labilidad emocional
  • Sentimientos de culpabilidad
  • Sentimientos de impotencia e indefensión

Sociales

  • Disminución de la población activa
  • Pérdida de competitividad laboral
  • Mayor gasto económico en sanidad (Bajas laborales e incapacidades)
  • Incremento de colas y esperas sanitarias
  • Falta de confianza en la sociedad (Aislamiento, evitación y retraimiento)

La natalidad dentro de las empresas

¿Por qué el hecho de tener familia es un tema tan controvertido en las empresas? ¿Por qué hay tantos profesionales que sienten la tensión a la hora de comunicar que esperan familia?
Si la sociedad necesita regenerarse, así lo indica nuestra pirámide poblacional, y las empresas necesitamos “sabia nueva” que nos ayude a gestionar los cambios de nuestro entorno, que cada vez se producen con mayor rapidez y requieren alta adaptabilidad… ¿Por qué se convierte en una noticia “agridulce” el que alguien decida responsabilizarse de integrar un nuevo individuo en la sociedad?

Si en las empresas somos expertos en planificar… Por qué una baja acotada en el tiempo y comunicada con preaviso, es un “problema”?

Los profesionales nos transmitís la sensación de que hay un tabú hacia ese espacio de tiempo en el que os ausentáis de vuestros puestos de trabajo por este motivo. Desde RR.HH. tenemos un papel protagonista en apoyar al talento de la organización nuestros en ese momento, facilitando todo lo posible su conciliación. Nuestra labor es acompañar al profesional con una sonrisa sincera cuando te da la noticia, compartir y hacerle protagonista de la gestión de su ausencia, y activar mecanismos para que el profesional tenga presente su vuelta al entorno de trabajo. Nuestro concepto de conciliación está relacionado con ayudar a las personas a compatibilizar nuevos retos, inquietudes y responsabilidades que se adquieren en esta nueva etapa personal, añadidos a los que ya se tenían como profesional. Adoptando medidas que faciliten al empleado poder disfrutar, ser responsable y realizarse en el ámbito personal y profesional simultáneamente.

Por otro lado hay vías, más tangibles de las que disponemos para transmitir ese mensaje de complicidad con nuestro profesional. Queremos compartir con vosotros nuestra iniciativa, que si bien modesta, puede replicarse fácilmente en todos los entornos empresariales que quieran demostrar su compromiso con la natalidad, y con la importancia de compaginar de manera eficiente todas las facetas vitales por las que pasas un profesional.
Simbolizar nuestro apoyo, con una contribución económica al nacimiento del bebé, que se incrementará progresivamente conforme el número de hijos que el profesional tenga, vaya creciendo. Queriendo agradecer con esto su contribución que hace a la sociedad y que nos repercute positivamente a todos.

Un paso hacia el fomento de las empresas “familiarmente responsables”.

Añadimos una noticia de interés sobre la importancia de fomentar la natalidad con interesantes propuestas para ello:

http://www.expansion.com/economia/2018/06/18/5b274c3d268e3ea0648b4583.html

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies